martes, 15 de febrero de 2011

Mirando...

Sin darnos cuenta nos sumergimos en dos mundos perpendiculares, en primer plano somos habitantes de todo un mundo interno, tanto en el punto biológico como psicológico acontecen reacciones y abstracciones que nos hacen sentir, pensar y actuar, posteriormente podemos ser capaces de interpretar las consecuencias de nuestros actos, pero todo este acontecer como muchos lo han mencionado consta de laberintos complejos de descifrar y de carácter meramente personal. Posteriormente este mundo interno lo vemos interactuando en un plano externo a nosotros, en el cual nuestros sentimientos, pensamientos y acciones son interpretados por los demás de manera libre creando un laberinto aún más complejo, de esta manera solemos dejar rastros de nuestro mundo interno al externo al igual que ese mundo externo va marcando nuestro mundo interno en mayor o menor medida, sin embargo el cruce directo entre dos mundos internos raramente se da. Todo esto ocurre la mayoría de las veces de manera pasiva sin darnos cuenta, de tal manera que somos creados y creadores al mismo tiempo.

¿Te has preguntado cómo pueden colisionarse o fundirse estos mundos? Una posible respuesta no es nada sencilla, pero si nos detenemos a "mirar" detenidamente podemos encontrar una respuesta. De manera sensible contamos con los famosos cinco sentidos que nos permiten comunicarnos sin necesidad del lenguaje verbal y es que bien se dice que aproximadamente el 70% de la comunicación es no verbal. Como en esta ocasión nos enfocamos a las "miradas" resulta obvio cuál sera nuestro punto de partida y nuestro destino... nuestros ojos, que son uno de los medios (dependiendo la persona) por los cuales captamos mayor información.

Si bien hemos escuchado y caído más de una vez en el cliché de "Los ojos son la ventana al alma" (cursilerias de más, cursilerias de menos) resulta  impactante cómo una mirada puede decirte todo y nada en apenas un instante pues resulta ser uno de los accesos directos a ese mundo interno del que hablo, siempre y cuando la otra persona lo permitan pues en ocasiones podemos proyectarnos de una manera que no somos aunque también vale utilizar cualquier artilugio para defender nuestra privacidad. A pesar de eso la expresividad que logramos con esas "miradas" habla directamente de quienes somos sin valerse de juicio alguno pero para poder develar todo el contenido primero debemos aprender  a instrospeccionar (mirar nuestro interior). Pero en el momento en que dos miradas que no se buscan se encuentran pueden desnudar mutuamente su interior, contemplas en todo su esplendor el interior de la persona y lo mismo ocurre contigo... es entonces cuando ocurre esa colisión que puede fusionar o destruir parte de las esencias, dependiendo de lo que puedes encontrar en otras "miradas".

También podemos ver otra perspectiva de el tema desde My Normal Approach Is Useless Here But Trust Me My Heart Never Gave a Choice

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dudas, quejas, recomendaciones y sugerencias respecto a las resubidas favor de realizarlas en la siguiente entrada:
http://catarsisprocess.blogspot.mx/2014/01/and-here-we-go-again.html

Recuerda:
1- Se necesita de Winrar 5 para descomprimir los archivos
2- La contraseña para todos mis aportes es:
Mauvais