lunes, 13 de diciembre de 2010

Estrés: Significado

Concepto de estrés 

Cuando se dice que una persona está estresada o que tiene estrés, se hace referencia generalmente a un estado de ánimo interno, que se produce como consecuencia del enfrentamiento de esa persona con una serie de demandas ambientales que superan sus capacidad de hacerles frente. Este estado de ánimo se caracteriza por sentimientos de tensión e incomodidad. 

El estrés ha sido conceptualizado de tres maneras (Stotland, 1987):

  • Una aproximación centra el estudio del estrés en el ambiente, describiendo éste como un conjunto de estímulos. Así la causa del estrés se atribuye a los condicionantes ambientales, por ejemplo, el estrés laboral. Según esto, los eventos o circunstancias que se perciben como amenazantes o peligrosos, y que producen sentimientos de tensión, son denominados estresores. Elliot y Eisdofer (1992) proponen cuatro tipo de estresantes que difieren primariamente en su duración, y que son los siguientes: 
a) Estresantes agudos, limitados en el tiempo: tales como hacer un salto en paracaídas, esperar una intervención quirúrgica o tener un encuentro con una serpiente de cascabel.
b) Secuencias estresantes: o serie de acontecimientos que ocurren durante un período prolongado como resultado de un acontecimiento inicial desencadenante, tal como la pérdida del puesto de trabajo, el divorcio o el fallecimiento de un familiar.
c) Estresantes crónicos intermitentes: Tales como visitas conflictivas a parirntes políticos o problemas sexuales; éstos ocurren una vez al día, una vez a la semana o una vez al mes.
d) Estresantes crónicos: tales como incapacidades permanentes, riñas entre los padres o estrés de origen laboral crónico, los cuales pueden haberse iniciado o no por un acontecimiento discreto que persiste durante mucho tiempo.


  • La segunda aproximación entiende el estrés como una respuesta, centrándose en las reacciones de las personas a los estresores. Desde este punto de vista, el estrés se entiende como el estado de tensión producido por una circunstancia u otra a la que se enfrenta una persona. Esta respuesta conlleva dos componentes interrelacionados: 

a. El componentes psicológico, que incluye conductas, patrones de pensamiento y emociones caracterizados por un estado que podríamos definir
como de “inquietud”. 




b. El componentes fisiológico, que incluye una elevación del “arousal” (activación) corporal que se traduce en aspectos tan importantes como el aumento de la frecuencia cardiaca, que hace aumentar el gasto cardiaco (vol./minuto) lo que hace, además que aumenta la presión arterial 



Esta respuesta de dos componentes (psicológico y fisiológico) es denominada tensión.


  • La tercera aproximación describe el estrés como un proceso que incluye los estresores y las tensiones, pero añadiendo una dimensión importante: la interacción entre la persona y el medio (Lazarus y Folkman, 1984a, 1984b). Este proceso implica ajustes e interacciones continuas (transacciones) entre la persona y el medio, de manera que cada uno de los dos polos afecta y es afectado por el otro. 
De acuerdo con este punto de vista, el estrés no es, exactamente, ni un estímulo ni una respuesta sino un proceso en el cual la persona actúa como agente activo que puede modificar el impacto del estresor a través de estrategias cognitivas, emocionales o conductuales. Así podemos observar cómo las personas difieren en la cantidad de estrés producido por el mismo estresor, por ejemplo, un accidente o un problema laboral. Un ejemplo citado por Sarafino (1990) puede ilustrar este aspecto: 
“Una persona que se encuentra en un atasco de tráfico puede empezar a mirar desesperadamente el reloj, ponerse irascible e incluso agresiva, además de no poder permanecer en su asiento mucho rato. Sin embargo, otra persona en las mismas circunstancias puede quedarse tranquila, escuchar música, etc.

Podemos definir el estrés, teniendo en cuenta las tres aproximaciones citadas como: 
La condición que resulta cuando las transacciones entre la persona y el medio conducen al individuo a la percepción de una discrepancia, real o ficticia, entre las demandas de la situación y los recursos biológicos, psicológicos o sociales de los que no dispone (Sarafino, 1990, p77). 

Otra definición similar: 
El estrés psicológico es una relación particular entre el individuo y el entorno que es evaluado por aquél como amenazante o desbordante de sus recursos y que pone en peligro su bienestar (Lazarus y Folkman, 1984). 
De estas definiciones podemos entresacar los siguientes aspectos:

  • a) Es estrés afecta todos los recursos biopsicosociales de una persona para enfrentarse con los sucesos difíciles o circunstancias. Pero estos recursos son limitados. 
  • b) Cuando se habla de las demandas de la situación, se hace referencia a la cantidad de recursos que un estresor nos demanda 
  • c) El estrés conlleva entonces la discrepancia entre las demandas de la situación y los recursos de una persona. Esta discrepancia puede ser real o percibido como tal. Así, no es necesario que exista una discrepancia real para que aparezca el proceso de estrés. 
  • d) Las evaluaciones de las discrepancias entre las demandas y los recursos ocurren a través de las interacciones con el medio. Estas interacciones (transacciones) se ven afectadas por una serie de factores de tipo individual, por un lado, y la situación por otro. 
Fuente: José Miguel Latorre Postigo y Pedro José Beneit Medina. Psicología de la Salud: Aportaciones para los profesionales de la Salud. Buenos Aires, Li,em, 1992, 2º Edición. Capítulo 4 Pag. 57-75

Fisiología Del Estrés

 

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dudas, quejas, recomendaciones y sugerencias respecto a las resubidas favor de realizarlas en la siguiente entrada:
http://catarsisprocess.blogspot.mx/2014/01/and-here-we-go-again.html

Recuerda:
1- Se necesita de Winrar 5 para descomprimir los archivos
2- La contraseña para todos mis aportes es:
Mauvais