jueves, 2 de diciembre de 2010

Personalidad Evasiva


Manifestaciones Clínicas

MIEDO AL DESPRECIO. Excesiva susceptibilidad al posible desaire de otras personas constituye una peculiaridad anómala de ciertos sujetos. El qué dirán las personas del entorno les afecta de un modo desproporcionado. Muestran "hipersensibilidad a la potencial repulsa, humillación o vergüenza". La misma preocupación de no ser denigrados les hace muy parcos en palabras. Un paciente con este rasgo podría decir: "Yo soy de los que les gusta que lo diga otro". Les supone un gran esfuerzo preguntar o hacer alguna petición, especialmente ante desconocidos. Además, el lenguaje sueñe ser tenso, lleno de vacilaciones y sin que su contenido sea el más apropiado para manifestar el propósito.

DESEO DE ACEPTACIÓN.La hipersensibilidad al rechazo se hala frecuentemente junto a un excesivo deseo de ser aceptado y tener relaciones interpersonales. De ahí el conflicto que suele existir entre estos dos rasgos: sentir pavor ante la eventualidad de un menosprecio y al mismo tiempo, ansiar aprobación y estima. Este dilema es nocivo para la armonía y el desarrollo de la personalidad, ya que la extrema sensibilidad a la relación interpersonal lleva a la persona al aislamiento social y a sentir continuamente la falta de amistades íntimas que satisfagan sus necesidades de afecto y comunicación personal.
VIGILANCIA. La excesiva preocupación por el posible agravio social les lleva a mostrarse muy alertas acerca de posibles señales de rechazo e interpretan cualquier comentario o gesto como una prueba clara de repulsa o mofa por parte de quienes se relacionan con él. Este continuo velar en busca de indicios dañinos hace que repare en ciertas manifestaciones ajenas que una persona, sin este rasgo tan exagerado, no las tendría en cuenta.
Esta vigilancia en cierto modo les protege de aquellas personas de las que han recibido, o creen que pueden recibir, trato desdeñoso o bromista pero al mismo tiempo supone para estos sujetos timoratos un esfuerzo de atención que les distrae de otras ocupaciones.

RECURSO A LA IMAGINACIÓN. La falta de intercambio verbal con quienes les rodea lleva al sujeto tímido a una exagerada imaginación, que suple en cierto modo la necesidad humana de relaciones interpersonales. Este recurso a la fantasía que en cierto modo compensa su dificultad expresiva resulta negativo para el sujeto, ya que el mundo de la realidad se distancia mucho del creado por él a su gusto.
Otras veces en lugar de la ficción construida según el deseo del sujeto, este se vuelve hacia un mundo interior en el que predominan contenidos de menosprecio y de humillación que representan el pasado o posibles circunstancias futuras y a los que la persona está tan hipersensible.

RELACIÓN CON LAS FOBIAS SOCIALES. A veces se presentan dificultades diagnósticas para diferenciar manifestaciones propias de una fobia social y esta alteración de la personalidad. En realidad tanto el síntoma propio de la fobia como el rasgo se muestran juntos en la práctica clínica, y otras veces las anomalías tienen variaciones de grado y de extensión que los límites entre dos fenómenos se confunden. En la fobia la vivencia patológica se asemeja más a un ataque de ansiedad que a un sentimiento de rechazo y de humillación. Existe una situación social concreta (hablar en público, por ejemplo) precipitante de la crisis en vez de las relaciones interpersonales en general y por otra parte, el síntoma propiamente fóbico no va necesariamente acompañado del deseo de aceptación.

Concepción de sí mismo: Socialmente inadecuado, incompetente y vulnerable al desprestigio y rechazo.

Concepción de los demás: Potencialmente críticos y despectivos.

Creencias:
a) Nucleares:
"No soy bueno"
"Soy indigno"
"No merezco ser amado"
"No tolero sentimientos desagradables"
b) Condicionales:
"Si los demás descubrieran como soy en realidad, me rechazaran y eso será horrible"
"Si emprendo algo nuevo y no tengo éxito, será un espanto"
c) Instrumentales:
"Lo mejor es mantenerse libre de compromisos arriesgados"
"Si tengo sentimientos de desagrado, debo tratar de suprimirlos enseguida"

Amenaza: Ser descubierto como un fraude, ser humillado o rechazado.

Estrategia Principal: Evitación de las situaciones en las que pueda ser sometido cualquier tipo de evaluación. Evitación cognitivo de pensamientos desagradables.

Afecto: Disforia. Combinación de tristeza y ansiedad. Tristeza por la ausencia de placeres o refuerzos que les gustaría obtener de relaciones personales o laborales. Ansiedad ante el temor de tener que exponerse ante situaciones profesionales o sociales.

Patrones de Conducta:
a) Hiperdesarrollados: Vulnerabilidad social, evitación, inhibición.
b) Infradesarrollados: Autoafirmación, gregarismo.

Fuente: Margarita Ortiz-Tallo. Trastornos Psicológicos. Málaga, Ediciones Aljibe, 1997. Capítulo IV; pags. 89-111.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dudas, quejas, recomendaciones y sugerencias respecto a las resubidas favor de realizarlas en la siguiente entrada:
http://catarsisprocess.blogspot.mx/2014/01/and-here-we-go-again.html

Recuerda:
1- Se necesita de Winrar 5 para descomprimir los archivos
2- La contraseña para todos mis aportes es:
Mauvais