martes, 30 de noviembre de 2010

Personalidad Dependiente


Manifestaciones Clínicas

La características de estas personalidades dependientes tienen como denominador común la falta de ser uno mismo. He aquí las principales.
  1. El dependiente anhela con desesperación actitudes protectoras hacia él y las busca continua e insistentemente. De tal modo que precisa el continuo respaldo y consejo para las simples decisiones de la vida cotidiana, por ejemplo: forma de peinado color de la corbata, llevar una bufanda, escribir una carta, etc.
  2. Desiste contraer responsabilidades de importancia como la elección de las amistades, la situación de la vivienda, etc. Asimismo, esta renuncia de responsabilidades no suele ser pasiva ni apática, dado que busca intensamente que sean otras personas (el padre, un hermano o el cónyuge) quienes resuelvan.
  3. Presenta una considerable disminución de su espontaneidad, "dificultad en iniciar proyectos o en hacer cosas por sí mismos". En lugar de acciones emanadas del propio yo el sujeto prefiere seguir a otra persona, y no ser él quien las comience. No obstante, con el apoyo y la supervisión pueden desempeñar bien las tareas encomendadas.
  4. Muestra inclinación a satisfacer las necesidades de otras personas, sobre todo las de quienes depende. Intenta que sus palabras, acciones y emociones sean gratas a sus protectores. Su complacencia llega a veces a estar de acuerdo con ellos cuando cree que no tienen razón y a no manifestar su enfado ni hasta cuando hay motivos.
  5. Las personas dependientes tienen a los otros por más fuertes y capaces, refiriendo con frecuencia su inferioridad en las más diversas esferas de la vida. Esta tendencia a empequeñecerse se interpreta como un mecanismo psicológico que evita la acepción de la responsabilidad y llevar a cabo actividades fuera de la guía de otros.
  6. La posibilidad, fundada o supuesta, de perder relaciones de las que son dependientes, crea a veces una intranquilidad continua y una intensa reacción emocional de naturaleza ansiosa y/o depresiva. La preocupación excesiva surge en ocasiones hasta cuando la falta de relación es sólo temporal, como sucede en período de vacaciones.
Concepción de sí mismo: Desvalido, débil e incompetente.

Concepción de los demás: A la otra persona o personas que se eligen como "protectoras", tendencia a idealizarlas como fuertes y competentes.

Creencias:
a) Nucleares:
"Soy un ser indefenso"
"Estoy completamente desamparado"
b) Condicionales:
"Sólo puedo funcionar si tengo a mi lado a alguien competente que me ayude"
"Si me abandonan, moriré"
c) Instrumentales:
"Permanece cerca"
"Cultiva la relación más íntima posible"

Amenaza: Abandono o rechazo.

Estrategia Principal: Cultivar relaciones de dependencia con personas que consideran "fuertes" a las que tratan de agradar.

Afecto: Ansiedad ante el temor de que se produzca rechazo o abandono por parte de las personas con las que se tiene una relación de dependencia. Depresión ante la pérdida fundamentalmente en la relación de dependencia con la pareja. Euforia cuando cubre sus necesidades y deseos de dependencia y protección.

Patrones de conducta:
a) Hiperdesarrollados: Búsqueda de ayuda, apego excesivo
b) Infradesarrollados: Autosuficiencia y autonomía

Fuente: Margarita Ortiz-Tallo. Trastornos Psicológicos. Málaga, Ediciones Aljibe, 1997. Capítulo IV; pags. 89-111.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dudas, quejas, recomendaciones y sugerencias respecto a las resubidas favor de realizarlas en la siguiente entrada:
http://catarsisprocess.blogspot.mx/2014/01/and-here-we-go-again.html

Recuerda:
1- Se necesita de Winrar 5 para descomprimir los archivos
2- La contraseña para todos mis aportes es:
Mauvais