domingo, 28 de noviembre de 2010

Personalidad Histriónica


Manifestaciones Clínicas

Los rasgos más frecuentes enconrtados en esta anomalía de la personalidad son los siguientes:
  1. El histriónico tiene generalmente un deseo permanente y desmesurado de acaparar la atención de cuantas personas le rodean y en todas las circunstancias. Se sienten a disgusto cuando no son el centro de atención.
  2. En la necesidad de estimación se suele mostrar una avidez excesiva por el aprecio, aprobación, alabanza, elogio, etc. Schneider (1980) consideró a este insciable anhelo de estimación como el rasgo más típico de esta personalidad.
  3. La seducción comprende todo cuando signifique fascinar a personas o grupos. Esta tendencia se presenta generalmente bajo la forma de provocar sexualmente a todas las personas con las que se relación.
  4. El exhibicionismo se manifiesta de diversos modos: unas veces consiste en mostrar ostentación con vestidos llamativos, adornos recargados, excesivo maquillaje, resaltar ciertas partes del cuerpo tales como fuertes músculos, etc.
  5. Inclinación a contar hechos inexistentes como si realmente hubieran ocurrido (mitomanía). El sujeto refiere que ha ganado o perdido grandes sumas de dinero, que ha conversado con seres extraterrestres, a veces hasta se llega a confesar el autor de crímenes famosos.
  6. Búsqueda de expresiones o reacciones encaminadas a causar lástima. Así cualquier insignificante contratiempo lo refiere el sujeto como su fuera un verdadero desastre.
  7. Actúan en la vida como si estuvieran interpretando un papel en un escenario: dramatizan la mímica, la entonación y el mismo contenido del lenguaje. En la entrevista resalta la patética exposición de sus emociones (tristeza, miedo, ansiedad y rabia) y de sus problemas personales.
  8. Les preocupa mucho más la imagen que producen en otras personas que mostrarse ellos mismos tal y como son en sus diferentes aspectos. Sus propias emociones las exteriorizan de un modo más intenso del que en realidad sienten.
  9. Pretenden conseguir sus deseos a través de ciertas estrategias en sus relaciones interpersonales, que suelen ser, más bien, indirectas. Esta propensión manipulativa se facilita debido a otros rasgos (capacidad histriónica, empatía, etc.) que poseen y a la práctica que se consigue con el tiempo.
  10. La expresión emotiva fluctúa en cortos espacios de tiempo: el sujeto puede pasar de la serenidad hasta la crisis colérica o de la alegría a la tristeza. El cambio de afectos suelen estar relacionado con estímulos de aparentemente poca importancia.
  11. Sus emociones, gustos y opiniones se dejan fácilmente influir por otras personas, sobre todo las que ostentan autoridad. En ocasiones confían plenamente en ellas y esperan que puedan mágicamente resolver sus problemas.
Si se analizan los rasgos descritos todos ellos se relacionan entre sí, aunque ciertos matices diferencian a unos de otros. Por ello los autores han tendido a considerar a un rasgo como el fundamental del que derivan los demás. Así para K. Schneider era la necesidad de estimación, para K. Jasper (1966) el parecer más que el ser y pasa las clasificaciones modernas el histrionismo.

Concepción de sí mismo: Encantador, grandioso y merecedor de atención. Su autoestima depende en gran parte de que reciban continuas expresiones de aprecio.

Concepción de los demás: Accesibles a la seducción, receptivos, admiradores y audiencia atenta.

Creencias:
a) Nucleares:
"En el fondo carezco de atractivo"
"Para ser feliz necesito que me admiren"
b) Condicionales:
"Si no cautivo a la gente, no soy nada"
"Para ser feliz necesito que me admiren"
c) Instrumentales:
"Expresa tus sentimientos"
"Se divertido"
"Reclama la atención de los demás.

Estrategias principales: Demostrativas y teatrales para lograr que las personas queden ligadas a ellos. Baja tolerancia a la frustración y pueden acudir al llanto, conducta agresiva o gestos suicidas para lograr lo que quieren: atención o castigar a los que les ofenden.

Afecto: Jovialidad, mezclada con alegría y buen humor cuando logran comprometer a otros. Tienden a experimentar ansiedad por miedo a ser rechazados. Ante la frustración, el afecto positivo suele convertirse rápidamente en cólera o tristeza.

Patrones de conducta:
a) Hiperdesarrollados: Exhibicionismo, expresividad, vaguedad
b) Infradesarrollados: Reflexión, control sistematización.

Fuente: Margarita Ortiz-Tallo. Trastornos Psicológicos. Málaga, Ediciones Aljibe, 1997. Capítulo IV; pags. 89-111.

Documental Recomendado 1/5



Sólo porque si

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dudas, quejas, recomendaciones y sugerencias respecto a las resubidas favor de realizarlas en la siguiente entrada:
http://catarsisprocess.blogspot.mx/2014/01/and-here-we-go-again.html

Recuerda:
1- Se necesita de Winrar 5 para descomprimir los archivos
2- La contraseña para todos mis aportes es:
Mauvais